Ir al contenido principal

Luis Enrique Yaulema (Ecuador)


La poesía de Luis Enrique nos permitirá seguir creciendo. Sus versos tienen el olor de la lluvia, la frescura de una cascada madura. Cuando nos quedemos sin palabras sus letras serán el recuerdo  del nido húmedo sonoro que se desgrana con el roce. Con sus poemas repasaremos la piel con los dedos y todo rincón se volverá invierno.

[ ]

en el cuenco de su espalda
las amapolas siguen creciendo

mis manos despiertas recrean lluvia y niebla

vuelvo a su tersura
me quedo empapado en rojo


“Hoy me da por llover”
El Ángel Editor 2017.

[ ]

  
mi casa es antigua
está perdida

¿dónde están sus piedras?

los pájaros olvidaron trinar
disimulan como niños sin recuerdos
el olor de la lluvia

¿dónde está la casa?

las piedras sin memoria
arrastran las palabras
antiguas semillas
que se niegan a germinar


“Hoy me da por llover”
El Ángel Editor 2017.

[ ]

los pájaros de tu voz amenazan lluvia
gotas en blanco y negro

en la noche tu nido
húmedo sonoro
recrea una cascada madura

te viertes en picada sin aletear
bebo tu trino
levanto el vuelo


“Tres”
Colección Poesía en Pie  2011

[ ]

los patios de la casa eran grandes
sin edad
les crecían plantas
aún en los rincones sin inviernos

en la casa los cuartos tenían nombres
mis padres mis hermanos también

 ahora mismo no recuerdo como
se endurecieron la tierra y la memoria

¿cuando se volvieron ajenas
las mazorcas de maíz
secándose a la vista y tacto de mi madre?

la lluvia levantaba el polvo residuo del verano
golpeaba la última ropa tendida al sol

ya no quedan palabras
ni granos perdidos
creciendo en los rincones

tampoco las huellas de mis pies pequeños

Inédito 2020

 [ ]

cierro los ojos
repaso los muros con los dedos

son viejos los dedos

los recuerdos también son viejos     
se desgranan con el roce
se vuelven polvo

 como la imagen del abuelo en el patio sin jardín

también se desgranan
las puertas celestes y
los balcones florecidos

¿qué habrá sido de aquellos pétalos y el pan dulce de los sábados?

Inédito 2020

Biografía
Luis Enrique Yaulema (Riobamba-Ecuador 1968). Tecnólogo en Promoción y Defensoría Social,  poeta, fotógrafo, gestor cultural; ha publicado los poemarios: ‘TEOREMAS’ (1996), ‘TRAVERSA’ (2005) en Ibiza España, ‘TRES’ (2011) y ‘Hoy me da por llover’,  (2017). Ha participado en encuentros de poesía dentro y fuera del Ecuador.  Sus publicaciones han aparecido en antologías y revistas especializadas, algunos de sus textos han sido traducidos al inglés.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca