Ir al contenido principal

Entradas

Alexandra María Tellez Ferrer (Colombia)

  La poesía de Alexandra María esta compuesta de una creatividad naciente. Sus versos van al ritmo de un canto imaginario en pleno delirio dejando marcas de agua sobre la piel. La escritora Tellez Ferrer nos guía hacia la luz narrando con pasión entre gaita y acordeones.  VESTIGIOS DE TI Aquí en la sombra del destino lúgubre, Vuelta trizas con el mar a cuestas, el tiempo en contra, las marcas sobre la piel, la herida en carne viva, el miedo muriendo de frío, los pasos en pleno delirio, los sentidos en medio del abismo, el recuerdo guarda silencio, mientras el cuerpo agoniza sin misterio sobre el hielo de tus besos. la razón se desquicia por momentos, la conciencia canta con el eco, el papel danza en desierto, la memoria ríe junto al olvido, a la atmósfera le falta oxígeno, la oscuridad pierde motivos, la brújula se hunde en el instinto, la lágrima fluye, el grito destruye, el golpe lacera, la sangre no es ajena poco a poco el alma se sumerge
Entradas recientes

Cristian Mir Zambrano (España)

  La poesía de Cristian es la de un hombre sencillo. En sus versos gozamos la vida como un acto heroico hasta caer extenuados recordando que en la literatura como en la vida todos somos iguales. Sus letras son una invitación a la rebeldía. La poesía y la vida infame Escribir poesía es un acto de rebeldía contra una tiranía de una infame vida. Impuesta a la fuerza por unos cánones, de riqueza, ambiciones, poder sobre lo material. Que atormenta a unos hombres, sin recursos, sin estudios, sin motivaciones. Hambrientos, famélicos, enfermos; en donde existir, ya es un hecho heroico.     Baila El último baile que sea contigo, a nadie más deseo, por eso bailo contigo. Te agarro por tu cintura y te doy bailoteos. Te cojo de las manos y gozamos bailando. No sabemos si será el último. Por eso bailamos sin descanso hasta caer extenuados.     El hombre sencillo Eres un hombre sencillo sin ningún tipo de pretensión. Inter

Fran Ignacio Mendoza (España)

La poesía de Fran Ignacio no tiene fronteras, lo que nos hace más cercanos. Los versos del escritor Mendoza despertarán nuestro volcán interior y todo lo que conocemos se volverá evolutivo. El literato español tiende puentes sobre abismos donde el eco de su voz no se opaca.  Hoy  Acabo de acordarme  y sé que si no lo escribo,  se me olvidará en un instante.  Las calles de la ciudad se funden  al descubrir que no hay fronteras  y, a veces sí, hay barricadas  y fuego.  Entre las llamas se cuelan los viejos tiempos  para adiestrar con pompa y boato,  reconstruir un proyecto fallido  años atrás.  Hoy, reordeno mis recuerdos…  Quédate un rato más  Fue nuestro momento más cercano.  Te vi entrar en tu estudio-taller,  Empujando apenas la puerta hinchada.  Su herrumbre se resquebrajó fácilmente,  la humedad influyó en el desgaste  que adquiere la materia con el tiempo.  ¿Desde cuándo no venías?  Tus lágrimas se secaban en un librillo  para anotar penumbras, f

Juan de Dios García (España)

La poesía de Juan de Dios es el amigo imprescindible que nos empuja a los límites. Los versos del escritor García rompen la inercia con la velocidad de su curiosidad y con una amable invitación de seguir buscando en la literatura la gloria que puede representar un poema entre las multitudes. ¿LA mujer que acaricio ahora es la misma que llorará mi enfermedad? ¿Cuál es el final de trayecto si el punto de partida es el desengaño?   La vida nos invita a seguir buscando, a empujar los límites, a desear la rosa aunque después nos diga que sólo hay cipreses, ramas secas listas para la llama. Al principio prenden con lentitud, pero ese fuego posee el mismo peligro. Tarde o temprano va a convertirse en llamarada.   Hasta las rosas de piedra han de marchitarse. Del libro Nómada (Fundación M Del libro Nómada (Fundación María del Villar, 2008) ] Del libro Nómada (Fundación María del Villar, 2008) ] Del libro Nómada (Fundación María del Mar, 2008)     AUTORR

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo