Ir al contenido principal

Johanna Elizabeth Jiménez Torres (Ecuador)



La poesía de Johanna cobra vida, ella escribe con la fuerza de un dios. Me quedé prendido entre sus letras, imaginando cada verso donde la piel se desvive. Jiménez con su trabajo poético nos regala libertad, esa que nos invita a nadar por el océano de mariposas que viven en su vientre. Aunque la melancolía ronda por ciertos parajes, siempre perderemos la cordura y el alma se nos escapará por aquella ruta, la del camino de finales memorables.

Entre hojas verdes
Podocarpus: testigo
Del abatirse en las ramas del opuesto
prendarse entonces, cual bestias
inefable: copular en el acto
aplacarse como marionetas
entre ósculos, zalemas, lamidos y verbos

Prestando oídos a la garúa de la espesa arboleda oriental
se amalgamaron las lamentaciones del amor
hasta el espasmo de su ánimas

Ahí cariño mío el tiempo se aparcó, ataxia solo hubo
la marmita se iba a romper de tanto cocer
petricor habitaba el ambiente
el antropoide hacía fiesta con nuestro aguante
nosotros nos amarizábamos, inconscientes de las vértebras en esa superficie
luz de luna nuestros cuerpos dejaban ver, entre la espesura del follaje zamorano
todo nos era superfluo entonces

Limerente me quedé prendida entre tus ojos y
semipiternos ahora somos.

Reencarnación
Ofreces dulce, tras ultrajar mis costillas
rotas por las patadas que me has dado
-Te amo repites por milésima vez
¿No lo ves?
ha sido tu culpa¡
-me dices-

¿Mi culpa?
si tienes razón
la culpa ha sido mía

Nadando en el océano de mariposas que vivían,
en mi vientre,
lo que una vez fueron lagos, hoy son cenégales
lo azul se volvió violeta
los besos se cambiaron por golpes

Siento asfixia constante
espero mi agonía y no llega
quiero mi fin, pero la muerte me ha olvidado

Con cada mensaje tuyo
quiero correr a otros brazos
pero el sacramento me ata

¿Dios es tan cruel para atarme a ti hasta que la muerte nos separe?
Será mi muerte y tú serás el autor entonces
Dirán que te amé y me amaste
porque siempre calle cuanto me heriste.

Las muñecas de un violador
(Me duelen sus heridas como llagas y no pretendo ofender a nadie ni revivir el dolor de ninguna.
No puedo entender y no aseguro que nunca lo entenderé, sólo quiero que la voz de mis muñecas se transmita y quizá, el poderoso, empiece a importarle su dolor, mi dolor, nuestro dolor)

Mis muñecas no tienen nombre,
no tienen apellido
Mis muñecas me son cercanas
lejanas a la vez
Me son melancólicas
anhelo nunca me sean memorables

Mis muñecas no tienen vida,
un engendro del diablo las mató
no sonríen, la boca se les borró

Mis muñecas son frágiles
fuertes a la vez
Algunas caminan de oficinistas vestidas de blanco
con el alma color sangre,
otras perdieron la cordura
el alma se les escapó

Mis muñecas son de trapo, de porcelana, de maíz
solían llevar Channel, otras sólo jabón o tierra entre las uñas
pero el hedor es como la muerte, no elige,
excepto por una hendidura entre las piernas

Mis muñecas son tildadas por sus vestidos
son manchadas de puritanas
con falda no tienen rePUTAS(ción)IÓN

Mis muñecas lloran solas "porque no aprendieron a olvidar"

La reparación integral incluye terapias,
pero no una máquina del tiempo
para caminar por otra calle,
para usar pantalón,
para quedarse en casa
o para matar al violador

Mis muñecas no gritan justicia,
la justicia mece al asesino en sus piernas
y con su seno lo alimenta
Mis muñecas ya no se guardan en un armario
Mis muñecas son lojanas,
son de Ecuador,
de América
del Mundo

Mis muñecas no tienen marca
pero son las más costosas (de callar)
Mis muñecas marchan (unas pocas)
al compás del dolor

Mis muñecas son inmunes a la morfina, a la compasión
Mis muñecas ya no son más juguetes de cartón
Mis muñecas cobraron vida
Mis muñecas encontraron tu puerta y vienen por ti

Mis muñecas llevan sangre y esta vez no es la suya
Mis muñecas se levantan
;is muñecas no son más muñecas

Mis muñecas son mujeres con la fuerza de un dios
Sus vestidos eran harapos, ahora son piel
Sus labios no son agrietados, ahora son carmín

Algunas se quedaron dormidas
otras se perdieron (y nadie las rescató)
Algunas conocieron un electro shock
otras se quedaron en silencio
y caminan muertas por dentro,
ayúdenme a encontrarlas
¡Por favor!
¡Mis muñecas, no son más muñecas,
ahora son mujeres!

La mujer que me odia
Me parió al tercer pujido
me puso sobre el suelo porque no me deseaba
El fólico nunca le importó
Le debo mis alergias, mis heridas, enfermedades
todos mis males
Le debo mis dientes, pero no la sonrisa
la vida, pero no el sentido ni las ganas

Le debo la placenta, pero no el aliento
la sangre y veintitrés cromosomas,
pero no el amor
Le debo un seno a medio dar, pero no el caminar

Me parió como un aborto
Me parió con odio y me crío con rencor, con desprecio,
pero no con hambre
Me crío con sed de amor, pero bajo un techo

La mujer que me odia, es la que amo
es mi existir
Soy un mal ejemplo corregido y al revés,
soy un mal ejemplo no seguido

La mujer que me odia tiene cabellos largos
como el que nunca en mí peinó
La mujer que me odia lava lo ajeno, pero no mi ropa

La mujer que me parió, me parió de un vientre expuesto al ambiente,
pero no del corazón
también me odia

A las metas me lancé sola
No hubo almuerzos en la escuela, en el colegio ni en la U
ni cenas y apenas desayunos

La mujer que me odia sólo me heredó una cosa:
su mal carácter
y sus fuerzas, eso sí

La mujer que me odia, me parió
por eso también la llamo madre

La mujer que me parió
sabrá Dios cuántas cosas conoció
pero sin comer nunca dormí;
un vestido, aunque usado nunca me faltó.
comió su honor, su dignidad por mí

La mujer que abrií las piernas me concibió
pero nunca me deseó
me grita, nunca me alienta
dice que me hace fuerte para cuando me falte

La mujer que me parió me enseñó a ganármelo todo yo
me entrena para su partida -dice-
en eso voy a decepcionarla
no seré la mejor en esta clase
No le daré mas vergüenzas por ser la escolta,
la abanderada o sencillamente la peor hija

No habrá más desilusión en sus ojos
porque no me hice una puta
porque a mis 26 sigo soltera, con un título universitario
con notas bien ganadas, con líneas escritas
con humillaciones soportadas
y con un nombre en el foro

No habrá cumpleaños
en los que deba decirme "hoy es tu cumpleaños"
pero nada te compré

La mujer que me odia, me dio una mochila parchada
mil palabras de desprecio
me subió el ego, la autoestima
me hizo fuerte

La mujer que me odia
No es mi madre, es mi vida, toda, toda ella.

Prado perdido
Te espera Normandía
Luciérnagas, cigarras/también te aguardan

Amapolas/ruda,
Ceniza/romero, también te anhelan
yace solitario el jardín sin tu presencia
reposan marchitos los alelíes,
añora
añorando tu regreso

¿Dónde te has perdido?
He migrado al agosto 13 en que te conocí

¿Cuándo has de volver?
en la garganta un sonido ruge/a modo de respuesta

El martes he de verte
He lacerado las puertas del pudor/con orgasmos auto producidos
He caminado/siendo sedentaria,

Ahora te miro desde arriba,
eres tú quien me busca
sin frontera,
sí, sí quiero herirme,
flagelarme
dirán que fue suicidio, ciertamente así será
estos versos: ahora tuyos
mis lágrimas tu herenci,
libertad mi regalo

17 dólares
Un mensaje
Una cita
Un té
Unas copas
Un taxi
Una sonrisa
Un motel
Una blusa
Una camisa
Tu torso desnudo
Mis piernas
Tu espalda
Mis senos
Dos preservativos
17 dólares
Un taxi... otra vez
Una galería
Mi cuarto
Un mar de llanto
1 día
1 semana
1 vida
Y no he podido superarte.
Que barata te salí.
¡Cuánto ganaste!

Biografía
Johanna nace en Loja en el año 1993. Abogada de profesión. Ha participado en múltiples eventos culturales, entre los más destacados: Festival de Oratoria "Isidro Ayora Cueva" 2012, Festival de Poesía "Pío Jaramillo Alvarado" año 2013, Recital de Poesía "Jornada de Comunicación y Violencia de Género" año 2019, Recital poético "La mujer en la política" enero 2020, Café Poético "Si tú me dices ven" marzo 2020. Publicó "Memorias Castellanas" bajo el sello de Viz-K-cha, editorial independiente, noviembre de 2019 y por Hidden Writers mini editorial Independiente en la Antología de Cuentos y Poesía (febrero 2020).

Owner Blogger de Otoño Azul Blog, y Co-Owner de Lex, portal jurídico. Ha sido publicada por "Cromosoma Lunático", blog poético y Revista "El Humo"

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado tu manera de escribir y narrar, historias que pueden ser en parte ficticias, pero seguramente encierran mucho de ti y tu mundo. Me gustó 17 dólares, porque es sencillo, usa pocas palabras y describe en mi mente todaa una historia, en la cual algunos podemos encontrarnos. Adelante Johanna!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca