Ir al contenido principal

Juan Salazar Montalvo (Ecuador)



La poesía de Juan nos hará sentir seguro por la ruta prohibida. En sus versos nos convertiremos en aire y transitaremos por nuevas vías. Su texto son fragmentos de algo que viví y me invade la brisa de la soledad, los murmullos son tan claros hasta que la ficción se vuelve habitual. Pero sus letras nos tomaran de la mano, daremos pasos gigantes que irán marcando los días y sus poemas inéditos serán la dulzura en la que habitaremos de ahora en adelante. 

Tus elementos
A veces quisiera convertirme en aire
para rodearte y abrazarte aunque no
me veas, besarte suavemente cuando
sientas la brisa en tus labios.

Convertirme en agua para que me
bebas y ser parte vital para ti,
ser tu calma cuando te invada la sed.

Quisiera pero no puedo ser aire ni
agua, lo que sí puedo ser es tu
compañero eterno y aunque no vuele,
llevarte a dar una vuelta por el cielo,
mientras te bese y convertirnos en
agua con un abrazo para ser vitales
el uno para el otro.

Si algún día la soledad te invade,
recuerda que en el viento están mis
besos y en el agua que te da vida,
estarán mis abrazos.

Pero creo que yo soy tu aire y agua,
porque creo que respiras mi amor y
bebes mi cariño.

Piloto
Conduje por las vías de mi memoria,
subido en mis recuerdos, recorriendo el
pasado que creía olvidado y veo como
viejas historias, se quedaron solo ahí
en fragmentos de algo que viví.

 Así que avance y vi el recuerdo del que
ya no quiero armar los pedazos que rompí.
mi viaje termina, cuando abro los ojos
y veo que puedo transitar por nuevas
vías, aunque una prohibida sea mi tentación;
pero gracias al pasado se que correr un
riesgo trae daño colateral, quizá deba
dejar que esa ruta se aleje, aunque si quiere
que la transite, pues lo haré.

Aunque dicha ruta eres tu mujer inalcanzable
que deja en mis días el recuerdo de tus ojos
y labios que transitan por mi memoria,
recordándome que aunque no te diga nada,
te acercas, pero no sé si deba
tomarte de la mano para viajar
seguro por la ruta prohibida.

Sirena varada
Camina la sirena por el espacio
saltando de estrella en estrella
sin poder creer lo muerto de su
planeta; solo continentes llenos
de basura y océanos muertos
es lo que mira y la tierra
devastada ya esta.

Y no encuentra un lugar en
este muerto astro que la cautive
y se resigna a seguir esperando
que dejemos de contaminar y le
demos un mejor lugar

Pero su viaje espacial será
eterno ya que no comprendemos
el mal que le hacemos a nuestro
hogar.

Asilo
El silencio ahora recorre los pasillos del edificio,
la penumbra agota al día y el frío genera olvido,
que no existes más me han dicho los doctores...
La ficción se ha vuelto mi habitual condición,
en qué punto perdí mi cordura?
a que momento mi mente se ha fugado?
desde cuando estoy asilado…?
locura etérea, te has vuelto mi compañera,
hay gracia en este estado,
pero será insano o no, jamás lo sabré,
así como sé que por ahora, solo en sueños puedo verte y
no sé si estoy despierto o loco,
el loquero me ha sugerido medicarme,
 pero y si te olvido con los efectos de los narcóticos….
No quiero hacerlo,
prefiero la ficción donde puedo ver los recuerdos de lo que tanto me diste
y sonreír así sea en mi dormitar...

Tribulaciones
No puedo vivir asumiendo que todo es un sueño,
me dije y me di cuenta
de que estuve despierto
y fue lo mejor que jamás soñé…
El triste caminar de mis pasos,
marca en los días las miradas del mundo
y sus murmullos son tan claros,
dicen a lo lejos, ahí va un hombre roto,
que le pasa al pobre, se quiere perder,
Porque no cruza la calle bien,
se quiere morir acaso,
la tristeza está ahora cobijándome
y la triste obsesión
es ahora la forma de aceptar
las tribulaciones diarias que en mi mente habitan…
Que lo entregué todo dirán algunos,
que hice mal me repetirán,
que debí ser cauto me aconsejarán,
me han dicho que sanaré,
pero ésta herida es única como único fue el sentir a tu lado,
despojado de todo me he dicho…
Pero la verdad no di todo lo que debí
y solo se vio lo que el momento dejó surgir,
pasos tristes, letras melancólicas,
y un dolor que se arraiga, se irán y serán otros los sentimientos,
pero serás tú a quien se los entregue
y eso me hará crecer,
mientras la agónica dulzura de la soledad
será mi castigo hasta que despierte de este letargo de pesadilla...

Biografía
Juan Pablo Salazar Montalvo, ecuatoriano, 1985.
Docente de Biología y Química en la Unidad Particular a Distancia "José Martí", desde octubre del 2012 a la actualidad.
·      Sus libros inéditos: Relaciones efímeras y Vestigios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca