Ir al contenido principal

Mercy Carmona (Ecuador)



La poesía de Mercy es como la miel de los siglos y de pecados originales. Carmona, nos hará habitar en el imaginario, callaremos ante su voz, y escaparemos del castigo de vivir en esa piel que no sabe nada. En sus letras la encontraremos siempre porque desenredan miradas para permanecer entre lo que queremos, lo que buscamos y lo que encontramos.  

Lengua lampiña
Muchas voces
se contraen en mi lengua oxidada
intento liberarlas,
untándola de aceites,
depilándola,
rasgándole la piel,
inútil, torpemente.

Mujer de lengua lampiña 
no soy yo
Tampoco ella,
aunque se depila mejor
e ignora el escozor de sus nacientes pelos
que le invitan a callar
               de vez en cuando.

Arroz conmigo
A veces soy la que quieres, 
 restos de un dibujo
mal calcado de la infancia,
Estrofa agujereada
de una canción que te cantaban

Otras, soy
niña de pueblo
que baila a descompás
des-borda palabras
descose abismos
desenreda miradas
Y otras –simplemente- soy
puerta
patio de juego
columpio del que caes
vacío que te abraza
esparadrapo que no pega

A veces soy la que buscas
Y otras...
solo lo que encuentras 

Lo que Lot no sabe
Cuando nadie la ve,
la mujer de Lot me visita,
me presta sus ojos desobedientes,
sus oídos necios.
Yo le doy en prenda
mi cuerpo que escapo al castigo. 

Ni plato, ni canon
No me propongo romper
un plato, una taza,
ni el canon
que habita en tu imaginario

No me propongo
morder tu mano
que me dejó perecer hambrienta,
ni sacar tus ojos
que no me criaron cuerva,
                            tampoco paloma de la paz.

Solo quiero permanecer
un instante en tu memoria,
como la que soy,
como la que me conoces.
Y no morir moscamente
en el olvido…

Subversión de una venus
Debilidad,
manzana,
serpiente…
Me salgo de esas formas
con las que me quiere confundir la historia, tú.
Yo por dentro solo soy, la miel de los siglos
Y de pecados originales
                                    esta piel no sabe nada. 


Biografía
Mercy Carmona nació en Machala, reside en Guayaquil. Psicóloga Clínica. Poemas suyos constan en antologías locales y nacionales; algunos de los cuales han sido traducidos al catalán por la revista cultural digital Serie Alfa. Actualmente explora el campo de la narrativa y no descarta la publicación de su obra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca