Ir al contenido principal

Antonio Nazzaro (Italia)


La poesía de Antonio es el viaje que empieza para que no termine. Sus letras dibujan los mapas de horas imposibles, es sangre dentro y fuera de las venas. En sus poemas sentimos que el horizonte se acerca, las voces de la memoria se escapan de los cajones y todas las caricias son exclusivamente nuestras. Sus versos líquidos se deslizan sobre la piel y nuestras manos danzaran por los callejones entorchados en el que nos acompaña el viento caliente para darnos un respiro. La palabra retenida se libera en los exóticos bordes de la vida que siempre tendrán forma de libertad.
 


esto de emigrar

que es sangre dentro y fuera de las venas.

 

generaciones de maletas

la foto de familia

y esta tierra que se disgrega al tocarla

será una mirada atrás

un cumpleaños suspendido

en la desesperada esperanza de un tiempo emigrante.

 

y cincuenta y cinco años que esperan otro recomenzar

con la misma blasfemia

y un escupirse en las manos para construir la inocencia.

 

 

questo emigrare

che è sangue fuori e dentro le vene.

 

generazioni di valigie

la foto di famiglia

e questa terra che si sfalda al toccare

sarà uno sguardo indietro

un compleanno sospeso

nella disperata speranza di un tempo emigrante.

 

e cinquantacinque anni che aspettano un altro ricominciare

con la stessa bestemmia

e uno sputarsi sulle mani a fare l’innocenza.

 

***********************************************************

 

a veces me voy tocando

los bolsillos no para ver

si todavía llevo mi cartera

el celular los lentes o los cigarros

sino para averiguar

si sigo entero.

 

y siempre hay un bolsillo

que me deja en la duda.

 

 

a volte mi tocco

le tasche non per vedere

se ancora ho il portafoglio

il telefonino gli occhiali o le sigarette

ma per sapere

se sono intero.

 

e sempre c’è una tasca

che mi lascia nel dubbio.

 

 

de Amor migrante y el último cigarrillo (RIL editores, Chile, 2018)

 

***********************************************************

 

El taxi en la lejanía acompaña al viento caliente. Están tendidos.

Un entrelazo de los dedos como cualquier cruce da respiro

al andar. Las manos son pasos danzantes en los callejones.

 

Los ojos reencienden las luces de una habitación sobre la ciudad.

Miran las estrellas ventanas.

 

Curva de farol, ella. La sujeta por los cabellos de luz, se

acerca y se aleja sin pasar. La calle grita mientras

una mano dulce le tapa la boca, se hace sonrisa jadeante.

Resoplan felices los tranvías.

 

Caracas por cada estrella tiene una mujer. El Ávila se

pavonea ante la luna.

 

 

 

Il taxi in lontananza accompagna il vento caldo. Sono distesi.

Intreccio delle dita come qualsiasi incrocio, da respiro

all’andare. Le mani sono passi danzanti nei vicoli.

 

Gli occhi riaccendono le luci di una stanza sulla città.

Guardano le stelle finestre.

 

Curva di lampione lei. La trattiene per i capelli di luce, si

avvicina e allontana senza passare. La strada urla mentre

una mano dolce le tappa la bocca, si fa sorriso ansante.

Sbuffano felici i tram.

 

Caracas per ogni stella ha una donna. L’Avila si pavoneggia

alla luna.

 

***********************************************************

 

Qué haremos

sobre el filo del día

disminuido como hielo

por la capa de los años

ahora que el horizonte se acerca.

 

Qué viaje empezar para que no termine

si el paso es lento y la barba se confunde con

la neblina que lenta sube de este mar mantel

 

pero todavía me clavo en un oscuro café de América

y quemo tabaco de India

sobre el velejar de esta ventana.

 

 

Cosa faremo

su questo filo del giorno

assottigliato come ghiaccio

dalla cappa degli anni

adesso che l’orizzonte s’avvicina.

 

Che viaggio iniziare perché non finisca

se il passo è lento e la barba si confonde con

la nebbia che lenta sale da questo mare tovaglia

 

ma ancora mi tuffo in un oscuro caffè d’America

e brucio tabacco d’India

sul veleggiare di questa finestra.

 

***********************************************************

 

en estos bordes de la vida donde los abismos invitan al vuelo

como para cancelar los horrores

que no son guerras sino pequeños tropiezos

 

el café derramado, la mujer perdida, la palabra retenida

que aún ahoga

y las voces de la memoria que escapan de los cajones

 

en esta vida de acróbata en equilibrio

entre el silencio del mundo

y el gritar salvaje

 

queda sólo una mente encerrada

en el rectángulo mudo de

una habitación poética

 

 

 

su questi bordi della vita dove gli abissi

invitano al volo

come a cancellare gli orrori

che non sono guerre ma piccoli inciampi

 

il caffè rovesciato, la donna perduta, la parola trattenuta

che ancora strozza

e le voci della memoria che scappano dai cassetti

 

in questa vita da acrobata in equilibrio

tra il silenzio del mondo

e l’urlare selvaggio

 

resta una mente racchiusa

nel rettangolo muto di

una stanza poética

 

 

de Cuerpos Humeantes (Uniediciones, Colombia 2019)

 

 

***********************************************************

  

Querida Ele

 

Vuelvo a escribirte afuera la ciudad está sentada tomándose una cerveza y escribo come si te tocara el correr de los dedos sobre el teclado tocan versos que miden tu piel la rozan son leves brisas de primavera y repentinos apretones de aguaceros locos caer fragoroso de campanas solares y vuelve la ciudad para dar el ritmo a la lluvia techos tambores, la intensidad sigue el ritmo de la lluvia del cuerpo cada vocal dulce se tiende sobre tus labios, tierra tierra, esdrújulas se deslizan sobre el asfalto para reflejar faroles doblados para mirarnos,  los versos líquidos se deslizan sobre tu seno unos se ahogan en el ombligo algunos pero la empinada carrera continúa, pasa algo afuera, sobresaltos temblor de lenguas nuevas y poco tiempo para aprender, el autobús recuerda que no hay paradas, los dedos suspendidos sobre toda tú suspendidos sobre el teclado. Suspendidos y felices.  

 

 Querida Ele

 

Ritorno a scriverti fuori la città è seduta a bersi una birra e scrivo come ti toccassi lo scorrere delle dita sulla tastiera suonano versi che misurano la tua pelle la sfiorano sono lievi brezze di primavera ed improvvise strette d’acquazzoni folli scrosciare di campane solari e torna la città a dare il ritmo alla pioggia tetti tamburi, l’intensità del colpire la tastiera si fa sussurro segue il ritmo della pioggia del corpo ogni vocale dolce si stende sulle tue labbra, terra terra, sdrucciole scivolano sull’asfalto a riflettere lampioni piegati a guardare noi, i versi liquidi scivolano sul tuo seno affogano nell’ombelico alcuni ma la ripida corsa continua, passa qualcosa fuori, sussulti tremore di lingue nuove e poco tempo per imparare, l’autobus ricorda che non ha fermate, le dita sospese su tutta te sospese sulla tastiera. Sospese e felici.


***********************************************************

 

son caricias para delinear los ojos como caravanas de cargamentos exóticos

 

caricias patagónicas

largas para poder tocar el frío polo y desencadenar las pasiones infinitas del Cabo de Hornos

 

caricias platenses orientales

capaces de mantener el límite de la ola del placer entre un agua dulce y una salada

 

caricias andinas

suben y bajan sin cesar y corren bajo el mar bajo la piel

 

caricias caribeñas

mueven las caderas y con los talones roban el danzar de la tierra

 

caricias de selva

tejen los cuerpos para dar una sombra húmeda donde deslizarse

 

caricias nuestras

aún todas por inventar

 

 

 

sono carezze a delineare gli occhi come carovane dai carichi esotici

 

carezze patagoniche

lunghe da poter toccare il freddo polo e scatenare le passioni infinite di Capo Horn

 

carezze platensi orientali

capaci di mantenere il limite dell’onda del piacere tra un’acqua dolce e una salata

 

carezze andine

salgono e scendono senza posa e corrono sotto il mare sotto la pelle

 

carezze caraibiche

muovono i fianchi e con i talloni rubano il danzare della terra

 

carezze di selva

tessono i corpi a dare un’ombra umida dove scivolare

 

carezze nostre

ancora tutte da inventare

 

 

***********************************************************

 

siéntate aquí

a mirar a este amor tenderse en nuestros ojos

en los dedos entorchados como vides a esta tierra

siéntate aquí

en los cuerpos confundidos por el instante donde cada letra

es la historia de un beso

siéntate aquí

junto a mí dibuja los mapas de horas imposibles

escapadas de los relojes de los hombres

siéntate aquí

para poder amar en un momento toda la vida

en un momento toda tú en un momento

siéntate aquí

y mira el vértigo de un beso aún no dado

suspendido suspiro de brisa matutina

siéntate aquí

para mirarnos en estas fotos hablantes

en las palabras aún por encontrar

siéntate aquí para besarme

 

 

siediti qui

a guardare quest’amore distendersi nei nostri occhi

nelle dita attorcigliate come viti a questa terra

siediti qui

nei corpi confusi dell’istante dove ogni lettera

è la storia di un bacio

siediti qui

insieme a me disegna le mappe di ore impossibili

scappate agli orologi degli uomini

siediti qui

per poter amare in un momento la vita tutta

in un momento tutta te in un momento

siediti qui

e guarda la vertigine di un bacio non ancora dato

sospeso sospiro di brezza mattutina

siediti qui

a guardare noi in queste foto parlanti

nelle parole ancora da trovare

siediti qui a baciarmi

 

 

***********************************************************

 

en la distancia

aquella sin océanos

y montañas que rebasar de un brinco

podría borrarte del corazón

pero cómo eliminarte de la piel

si la cicatrices que quedan

son años de marcar el latido

donde el tiempo mata

y las manos

sueñan futuros

 

 

nella distanza

quella senza oceani

e montagne da superare d'un balzo

potrei cancellarti dal cuore

ma come cassarti dalla pelle

se le cicatrici che restano

sono anni a marcare il battito

dove il tempo uccide

e le mani

sognano futuri

 

 

***********************************************************

 

me tiendo a tu lado

y me vuelvo

el campo florido

donde solo tú

puedes jugar

 

mi stendo al tuo fianco

e divento

il campo fiorito

dove solo tu

puoi giocare

 

de Diario amoroso sin fechas (Fotonovela poética inédita)

Biografía

Antonio Nazzaro (Turín, Italia, 1963). Periodista, poeta, traductor, video artista y mediador cultural. Fundador y coordinador del Centro Cultural Tina Modotti. Colabora con las revistas italianas Atelier, Fuori/Asse y Atelier Es responsable de la colección de poesía latinoamericana de Edizioni Arcoiris Salerno. Colabora con la revista venezolana Poesía y la chilena Ærea.  Ha publicado, en 2013, el libro Olor a, Turín Caracas sin retorno (en italiano y español) y Appunti dal Venezuela. 2017: vivere nelle proteste, ambos libros por Edizioni Arcoiris Salerno. Ha publicado dos poemarios: Amor migrante y el último cigarrillo/Amore migrante e l´ultima sigaretta (RiL Editores, Chile; Arcoiris, Italia, 2018) y Cuerpos humeantes (Uniediciones, Bogotá, 2019). Creador y director de la colección de poesía italiana contemporánea Territorio de Encuentro, en coedición con Uniediciones Ibáñez, bajo el patrocinio del Instituto Italiano de Cultura en Bogotá. Es el director de la revista internacional y multilingüe Caravansary publicada por Uniediciones, Bogotá, 2020.

En la India en el 2019, ha recibido en el Naji Naaman literary prizes 2019, el premio por la mejor obra social con el libro: Appunti dal Venezuela. 2017: vivere nelle proteste.

Como traductor, estuvo a cargo del libro del poeta argentino Juan Arabia, edición bilingüe, Il nemico dei thirties (Samuele Editore, 2017); La noche/La notte, de Dino Campana (Edicola Ediciones, Chile, 2017); La lengua incansable/a lingua instancabile. 10 voci contemporanee della poesía italiana (Samuele Editore/Buenos Aires Poetry, 2018); Hotel la noche/Hotel la notte de Alessandro Moscé (Buenos Aires Poetry, 2018); la antología de poesía colombiana Generación sin nombre (Arcoiris, Salerno, 2018). Tierra y mito de Umberto Piersanti, En el umbral de Mónica Guerra, Las distracciones del viaje de Annalisa Ciampalini y Despojando raíces de Sandro Pecchiari todos por (Uniediciones, Samuele Editore, Bogotá, 2019). También ha publicado, en colaboración con Pro Helvetia la traducción del libro de Fabiano Alborghetti Ecuación de la responsabilidad (RiL Editores,2019) ; y el libro Oltre il mare de Khédija Gadhoum, por (Arcoiris, Salerno, 2019). Este año ha traducido y publicado el poemario Fárrago del poeta Marco Amore por (Uniediciones, Samuele Editore, Bogotá, 2020).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo

Andrea Suarez Núñez (Ecuador)

Con la poesía de Andrea tendremos la excusa perfecta.  En sus versos seremos la antorcha en días de campo. Suarez nos derretirá con detalles, empañará nuestros ojos imaginándonos gritos de felicidad. Sus letras tienen un mensaje para el lector: no hay que caer en un abismo por alguien. La soledad en invierno El clima nublado y las manifestaciones de mi corazón  herido y roto combinaron tan bien el día de tu partida,  que empezó a llover cuando mis ojos se empañaron.  Por un momento me sentí consolada por ello,  pero el   dolor seguía inmerso. Fue así como una noche en invierno decidió partir de la compañía de este repulsivo ser, y sin fundamentos  cuestionables, incentivándome así a pedir una entrada para el lugar menos deseado, pero más visitado, la  soledad. Hotel 321 Estoy en la última habitación de aquel hotel que  solíamos ir, imaginando nuestros gritos de felicidad  inaudita, que ahora se convirtieron en noches de  desvelos desde que t