Ir al contenido principal

Camilo Restrepo Monsalve (Colombia)


 

La poesía de Camilo nos hará volar como palomas de fuego. En sus hombros crecen los párrafos rojos, aquellos que nos despiertan sobre la piel de la ciudad.  Sin duda sus letras son el cuenco de placer y salvación, los mantos de la noche, el veneno más dulce, el lenguaje que se resiste y nos alza rumbo al cielo. Su palabra tiene el aroma de las esquinas aguerridas donde la esperanza siempre vencerá la rutina y los pesados sueños.


Oda al hueso coxal

 

 

Cóncava

la piedra se ofrece

cuenco de placer y salvación

 

Las serpientes ascienden por sus cavernas

profanando los espacios ocultos

cavidades que resguardan

el veneno más dulce

 

Ancho coxal

tu boca fue labrada

por capricho de los dioses

vida y muerte

descienden de tu seno

 

Ocultas el perdido Excálibur

al desprender la espada de tu carne

estalla el universo

 

De: El hueso de los días

      (Nueva York Poetry Press, Nueva York, 2020)



Hilos incendiados rompen el viento

 

 

En tus hombros crecen

los pesados sueños

fardos que arrastró tu inocencia

 

Y adentro el olor de la muerte

sus perfumes insinuados

los aromas de un ejército

que claudica en tu seno:

 

caballos cansados

hombres heridos

flechas enemigas

volando como palomas de fuego

 

Ven a mirar estas imágenes

hilos incendiados rompen el viento

 

En ti

un lenguaje antiguo se resiste a la disolución

y la nostalgia lanza cuerdas al vacío

intentando atrapar

la calavera de los siglos

 

De: El hueso de los días

      (Nueva York Poetry Press, Nueva York, 2020)



VI

Cálices

 

Zumbando como avispas

los rayos de un sol líquido

se derraman sobre las cimas

 

Las montañas se detienen

aprisionadas por su luz

 

Ahítos de reposo

los habitantes se arrojan a las calles

llevando sus cuerpos

como extensiones del tálamo

 

Dentro de los templos

los cálices

se atiborran de moscas

nutridas por la sangre seca

 

¡Es el corazón!

 

Después de despertar

los hombres ya no esperan

nada de sus dioses

 

De: Las rutas de la sangre

       (Pulso & Letra Editores, Medellín, 2016)



XIV

Impresiones de septiembre

 

Sobre la piel de la ciudad

las gotas de rocío

relucen como sudor

 

El sol

las alza rumbo al cielo

como a palomas de parque

que vuelan perseguidas

por un niño

 

Cada gota

es también un dedo de sangre

que pulsa las teclas de la máquina

en que se escribe la historia

 

Párrafos rojos

donde un antiguo héroe

renuncia a su santidad

y encarna en todos los hombres

 

De: Las rutas de la sangre

       (Pulso & Letra Editores, Medellín, 2016)



Un ejército cantando It’s raining man

 

I

A través de la vulva de la noche salen a volar los travestis olvidando la corbata que durante el día anudaron a sus cuellos. Llevan en sus ojos la esperanza de no ser hallados por la muerte. Vírgenes de manicomio, los travestis se sienten inmortales. Sueñan con ser diosas entre altares de sábanas y con hombres quemando ante sus pies inciensos que huelen a semen y a polvos faciales.

 

II

Pero solo putas, proxenetas, traficantes, Barbies que no menstrúan, pueden ser los travestis. Corren desnudos entre las tinieblas con sus pechos libres oscilando como péndulos, con sus pechos duros como piedras angulares de su credo; con sus pechos grandes como flores de carne que adornan las tumbas del amor.

 

III

Míralos, allá van, como un ejército cantando It’s raining man. Revolotean entre las esquinas y dejan cual tatuajes en los muros sus figuras aguerridas. Pero cuando un auto se aproxima lento, ladran como perras asustadas y echan a correr para esconderse en sus crisálidas de sombra. Saben que la parca viene disfrazada de Land Cruiser con los parabrisas polarizados.

 

IV

Pero las que son valientes, desenfundan de sus bocas las espadas y disparan ráfagas de besos con olor a marihuana. Mas del otro lado les responden con rugidos de treinta y ocho largo, y la sangre se les va despacio por boquetes en la faja.

 

Crímenes ocultos tras los mantos de la noche

son las muertes de los travestis.

 

De: Felonías

(Edición independiente, Medellín, 2015)



Biografía

Camilo Restrepo Monsalve (Medellín, Colombia, 1987). Poeta y  Licenciado en Pedagogía Infantil. Miembro fundador del colectivo Nuevas Voces, donde coordina la Línea Editorial. Autor de los libros: El espacio que me habita (Mención de honor en el I Premio de poesía joven de Medellín, 2011), Felonías (Edición independiente, 2015), Las rutas de la sangre (Premio PP Cultura Medellín, 2016) y El hueso de los días (Premio Tomás Vargas Osorio 2020, New York Poetry Press, 2020). Poemas suyos han sido publicados en diferentes antologías y medios impresos y digitales de Colombia, Chile, México, Francia, Honduras, Venezuela, entre otros, con traducciones al inglés, francés e italiano. Ha participado en eventos poéticos en Colombia, Argentina y Cuba. Actualmente es director de Telúrica: revista semestral de poesía del colectivo Nuevas Voces. Autor de las antologías Luz sin estribos: 35 poetas colombianos/35 poetas cubanos nacidos a partir de 1980 (Nuevas Voces Editores, 2019) y Niños que juegan entre los escombros: 16 poetas colombianos de la actualidad, que será editada en 2021 en Santiago de Chile, bajo el sello Andesgraund Ediciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca