Ir al contenido principal

Yesenia Espinoza Román (Ecuador)


La poesía de Yesenia asecha la cordura. Sus versos provocan el perfume del deseo, pero en la otra esquina evoca a la soledad que se viste de duelo.  Sus letras acarician el sensible cuerpo mientras el viento viaja buscando la noche besada y quien sabe que otras cosas.


HIJO

Sensible cuerpo

como nardo marchito

convaleciente.

 

 

NUBE

Entre las montañas obscuras

Viaja la novia del viento

llorosa,

tibia,

blanda

y sutil.

 

 

OCULTA

Soy la basura

Escondida en la esquina de la soledad.

 

 

NOCHE BESADA 

La noche lluviosa

Acumula la avidez,

El beso

Asecha la cordura.

 

Tú, pensativo,

Ella, incitadora,

Él, sigiloso,

Yo, nerviosa.

 

La noche lluviosa

Provoca el perfume del deseo,

El beso

Acerca los cuerpos.

 

Tú, rechazado,

Ella furiosa

él saciado

Yo confundida.

 

La noche lluviosa

Resuelta a calmarse,

El beso

Jura frecuentarse.

 

Tú besas los labios del cielo,

Ella saborea los de un mortal,

Él acaricia los míos,

Yo lloró por aquellos.

 

 

 

SILENCIO

Mi garganta está de duelo:

Ya no pronuncia tu nombre.



Biografía

Yesenia Espinoza Román (1983), Licenciada en Lingüística, Literatura y Lenguajes audiovisuales de la Universidad de Cuenca y Magíster en Literatura Infantil y Juvenil de la UTPL. Se ha desempeñado como docente desde hace algunos años atrás en prestigiosas instituciones de la ciudad de Cuenca. En agosto del 2004 participó como tallerista en representación de la Universidad de Cuenca y dirigida por el Dr. Jorge Dávila en el Encuentro Nacional de Talleres Literarios organizado por la Editorial “El Conejo”. Gracias a esta participación, se realizó su primera publicación en Boletín Informativo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en octubre del 2004. Ha publicado ensayos y poemas en el periódico de la Universidad de Cuenca, Diario “El Mercurio”, en la revista cultural del Municipio de Cuenca llamada “Tres de Noviembre”, “Perspectiva” de la Universidad del Azuay. En noviembre del 2013 publicó su primer poemario “Eros es Razón” bajo la firma de la Editorial El Conejo. Su segundo poemario llamado “Brumas de amor y soledad” fue presentado en la Feria del Libro en la ciudad de Quito en el mes de noviembre del 2014, bajo el sello editorial del Ángel Editor. Su tercer poemario, bautizado nuevamente por Oswaldo Encalada, se titula “Desde las calcinadas llanuras del amor” bajo la firma de la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay. En los últimos años ha publicado en Mamakuna, revista de la Unae.  Miembro del Colectivo “Cuchara de Palo”. Directora de la Colección Taller Literario dirigido por Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina. Ha participado en recitales poéticos de la región.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca