Ir al contenido principal

Javier Omar Robles Montenegro (Nicaragua)



La poesía de Javier es el eufórico grito del destino. Sus versos es el camino que lleva a la paz, donde se apaciguan las aguas de los mares. Sus letras saltan como chispas, flotan en el ambiente, es solidaria en la tragedia y es lava candente de las rocas. Sus poemas surgen de la nada, con misterios que nunca se descubren pero que traen una estrategia de enseñanza.


Sin tregua

Que las letras naveguen grandes ríos,

y que sean dorados grandes rayos,

que cortando la niebla nos calienten,

el espíritu triste te ilumine.

 

Poesía que flota en el ambiente,

del dolor la esperanza es aliciente,

reconforta del alma lacerada,

los rincones dolidos nos ensalza.

 

Los poemas que surgen de la nada,

de semilla latente en corazones,

solidarios nos vuelve en la tragedia,

nos allana el camino y diferencias.

 

Con un nuevo repunte y nuevo Sol,

construiremos unidos los atajos,

o el hermano que sufre la envestida,

sin un chance se queda vulnerable.

 

Javier del Monte.

Nicaragua 10/11/2020.

Derechos reservados de autor.

 

 


El cofre sagrado

El cajón en desorden de mis cosas,

con las letras saltando cómo chispas

de confetis, luciérnagas avispas 

son volátiles luces tan hermosas.

 

Entre sueños fallidos e ilusiones,

con renuncias forzadas del camino,

los eufóricos gritos del destino,

en los triunfos de viejas comuniones.

 

Los secretos guardados bajo llave,

tan discretos los guiños de miradas,

la sonrisa en mejillas esbozadas,

los cerrojos que dejas sin la clave.

 

Con misterios que nunca se descubren,

y las dudas que quedan de los temas,

donde nacen hermosos los poemas,

y las penas con versos se nos cubren.

 

Javier del Monte.

Nicaragua 09/11/2020.

Derechos reservados de autor.

 

 


Eres un encanto

En tu acento la música contemplo,

tu sonrisa me guía al paraíso,

es tu rostro del arte un gran hechizo,

y tu cuerpo sagrado como templo.

 

Y tus labios se rozan con los míos, 

en liturgia divina de los besos,

nos conducen directo a los excesos,

coronando los campos tan bravíos.

 

Donde tantos suspiros nos cobijan,

con pasión del imberbe desfogando,

calores naturales emanando,

en ardientes corrientes nos corrijan.

 

Eres lava candente de las rocas,

que tocadas por vientos por los años,

cuan el polvo revierten desengaños,

y lo bueno en la vida me provocas.

 

Javier del Monte.

Nicaragua 08/11/2020.

Derechos reservados de autor.

 

 


En la ausencia de un amor

Me borraste en la lista de familia,

te olvidaste del son que no se escucha,

pues jamás me grabaste voces dulces,

ni me diste el insumo de cariño.

 

Me dolió de principio pero no,

no me duele de más, amores falsos

no merecen el ser comprados, ves?

y quien me pierde, que jamás me extrañe.

 

Algo llevo en los genes, tu frialdad,

voluntaria, genética o adquirida,

en un desierto de amor que tú creciste,

lo que no lo aprendiste, no darás.

 

Mi padre, ¿es que también seré peor o igual?,

así es que se me rompen mil cadenas hoy,

amándoles mis hijas sobre todo el mundo,

lo digo si por siempre y cada vez que puedo.

 

Javier del Monte.

Nicaragua 30/10/2020.

Derechos reservados de autor.

Poema dedicado a mis adoradas hijas.

 

 

El camino y sus espinas

El camino que lleva a la paz,

tendrá consigo muchos rostros 

de la gran tempestad y el dolor,

la semilla tan fértil del amar.

 

El sudor y el salitre con lágrimas,

desesperación y las decepciones,

por fracasos o golpes de la vida,

en su dura  estrategia de enseñanza,

 

Nos abona las flores del futuro,

donde todo sonríe y fortalece,

enjugando del llanto los estragos,

se apaciguan las aguas de los mares.

 

Enrumbando de nuevo el derrotero,

que nos guía directo al otro puerto,

de la angustia que asfixia nada queda,

solamente nos deja la experiencia.

 

Javier del Monte.

Nicaragua 26 /10/2020.

Derechos reservados de autor.



Biografía

Escritor nicaragüense, nacido en la ciudad de Estelí, el 13 de diciembre de 1,961, con el nombre legal de Javier Omar Robles Montenegro y escribo con el seudónimo de Javier del Monte.

Fui el hijo mayor de cinco hermanos y desde muy pequeño le gustaba todo lo que tenía que ver con arte, canto, guitarra, escultura en piedra y en madera, dibujo, pintura y teatro.

Pero mi pasión fueron las letras, influenciado por los poemas de Rubén Darío los que era obligatorios declamarlos en los actos de las fiestas patrias donde se celebraba la fecha de independencia de Nicaragua. 

Escribo poesía desde los diez años de edad, primero empíricamente, pero a través del tiempo he leído las reglas de la poesía y sus diferentes movimientos literarios. 

Estudié Negocios Internacionales, trabajando para una empresa china, fui enviado a Guadalajara, México, donde influenciado por varias amistades retomé con más seriedad, la idea de escribir poesía, siendo un gran admirador de muchos grandes escritores latinoamericanos como Gabriel García Márquez, Pablo Neruda, Paulo Coelho, Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias, Mario Benedetti, José Martí y muchisimos más.

Llegué a tener unos seis mil poemas escritos a mano y a máquina en papel, estos se perdieron cuando pasó el Huracán Mitch, pero las ideas quedan.

Siempre me ha gustado leer poesía de todos los géneros y he escrito bastantes poemas ya en la era digital. Tengo dos libros registrados en el departamento de la propiedad intelectual de  Nicaragua, uno es Legado de Luz y el otro es En Zafra de Poesia, además tengo diez libros más ya terminados, nueve de poesía y uno de cuentos infantiles.

Durante los últimos diez años he estado dedicado a buscar una Editorial que quiera editar y publicar mi poesía por su cuenta o que quieran publicar mis obras pagando yo los costos.

Hace más de un año la Editorial Ciao Ciao que es Portuguesa y funciona en España también, aprobó la publicación de mi libro “Legado de Luz” y en la misma semana EM Editorial de  Brownsville, Texas aprobó mi libro “En Zafra de Poesía” y me decidí por la última propuesta pagando yo los gastos de Edición y Publicación y el libro ya está a la venta en todos portales de Amazon y siete minoristas más. He participado en talleres y festivales de poesía y he sido invitado especial para presentar mi libro en actividades del Ministerio de Cultura y la Alcaldía de mi ciudad.

He escrito para la Revista Poética Azahar de España, para muchos grupos poéticos de Facebook y he participado en concursos de poesía virtual, también en convocatorias de los Ayuntamientos de  varias ciudades de España como Córdoba, Alcobendas, Alicante, etc.

Soy embajador del movimiento literario “Arte Poética Latinoamericana” para Nicaragua. Este movimiento trata de promover y afinar a los poetas, facilitándoles darse a conocer, publicando sus obras en su plataforma digital, tipo Ebook sin perder sus derechos de autor.

Mi poesía está orientada a lo cotidiano, basada en que no dediquemos la vida entera en busca de un milagro, porque el gran milagro de la creación de la cuál tenemos conciencia es el mismo ser humano, trata de despertar en el lector ese espíritu de lucha, de sobrevivencia, de perseverancia y constancia por salir adelante en todos los proyectos que nos proponemos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo

Andrea Suarez Núñez (Ecuador)

Con la poesía de Andrea tendremos la excusa perfecta.  En sus versos seremos la antorcha en días de campo. Suarez nos derretirá con detalles, empañará nuestros ojos imaginándonos gritos de felicidad. Sus letras tienen un mensaje para el lector: no hay que caer en un abismo por alguien. La soledad en invierno El clima nublado y las manifestaciones de mi corazón  herido y roto combinaron tan bien el día de tu partida,  que empezó a llover cuando mis ojos se empañaron.  Por un momento me sentí consolada por ello,  pero el   dolor seguía inmerso. Fue así como una noche en invierno decidió partir de la compañía de este repulsivo ser, y sin fundamentos  cuestionables, incentivándome así a pedir una entrada para el lugar menos deseado, pero más visitado, la  soledad. Hotel 321 Estoy en la última habitación de aquel hotel que  solíamos ir, imaginando nuestros gritos de felicidad  inaudita, que ahora se convirtieron en noches de  desvelos desde que t