Ir al contenido principal

Yada Castli (México)



La poesía de Yada es el magnetismo puro de áreas perfectas. Sus versos disipan el dolor que llevamos porque su arte permite que se inserten as riquezas en la fina arcilla que puede ser la belleza de la vida. Castli le canta a la nostalgia, al amante discreto y generoso, porque es ahí donde está la magia. Su palabra es el tiempo que no se detiene, el refugio que calma y aconseja.

   

Instante

No quisiera detener el tiempo,

si eso hiciese;

¿Qué sería del instante?

¿De la seducción del momento?

 

Aun cuando sé,

que algunas situaciones,

no dejarán de ser solo

encuentros.

 

Estos hay que vivirlos

como son;

porque es ahí donde

está la magia,

porque es ahí donde

está lo eterno.

 

Bosque

Bosque mío,

escucha perfecta

desnúdame en ti.

Acoge mis cicatrices

surcos dolientes,

tesoro sobreviviente

mi verdad.

 

Silencio que aconseja

nútreme bálsamo

eres ser y eres tiempo,

fina arcilla

exfolia, acaricia,

purifica.

 

Amante discreto y generoso

no abandonas una conversación;

nutres en tus adentros,

existo porque existes,

oxigenas.

 

Arte maple, gran poeta

magnetismo puro de

áreas perfectas.

Núcleo que mis pasos atrae,

palpitas en ellos,

magnético amor.

 

Me estiro y danzo entre

tus ramas

lluvia de hojas, baño de sol.

Nazco ardilla, en ti habito

te contemplo, flor seductora;

noble roble, das vida aún

perdiéndola.

 

Me despido,

agradezco tu amplitud

que colma mi soledad

vuelvo a mi atuendo,

me retiro.

Bosque mío,

¿Por qué bosque no fui?

 

Vida nueva

Ayer me refugié en aquel sauce,

consciente platiqué todos mis miedos

y él con su corteza curativa,

analgésico disipó el dolor que llevo.

 

Por ello hoy escribo en carmesí,

de amor porque al desamor ya le escribí;

fue tan vasto y calmante aquel remedio,

que hoy veintitrés poemas son recuerdo.

 

Es tanta la belleza de la vida,

aunque hoy esto parezca una ironía

y que es vital no caer en apatía,

y encontrarle sentido al nuevo día.

 

Hoy confío en la vida y sus caminos,

el mar seguirá apreciando al cielo

y en aquel horizonte ya fundidos,

al amanecer renacerá un nuevo sueño.

 

Yo seré agua de suelo cristalino,

transparente que atraviese continentes;

reposaré en arena suave, blanca y fina

y al final aprehenderé lo más etéreo.

 

Recuerdo

Se olvida una noche en barco,

el oro blanco de las salinas,

una boa abrazada al cuello,

¿ o el canto de colibrí ?

 

Se olvida un paseo en globo,

una música de Pink Floyd,

un lienzo de Van Gogh,

¿ O los relojes blandos de Dalí ?

 

Se olvida el firmamento,

el sueño erótico de octubre,

los días entre notas,

¿ O tu mirada puesta en mí ?

 

Como olvidar el arte,

como olvidar el primer día,

así de imborrable

es tu recuerdo en mí.

 

El tiempo y la distancia

que hicieron espacio,

entre otoño e invierno

en que me diluí.

 

Durante el día lo tolero

intento vivir así,

el problema fue esta noche

pues te volví a sentir.

 

Soledad

Soledad que reflejas mis adentros,

cristalina y con los años te asientas

no permitas me refugie en engaño,

seducir por evadir tu apariencia.

 

Los males que a mi corazón aquejan,

ninguno de este mundo me ha expulsado

y mi suerte es cantarle a la nostalgia,

que azul perla de mi alma se ha alejado.

 

No es queja no te culpo no te creas,

tu atención quiera llamar mi presencia

solo es que reposando a tus amparos,

los profundos sentires hacen mella.

 

Soledad mi entendimiento no turbes,

permite que se inserten las riquezas

que razón, corazón y cuerpo ofrecen

y hacer de lo sublime mi existencia.


Biografía

Yada Castli nació en Ciudad de México, es licenciada en Psicología, cursó la maestría en Filosofía y tiene estudios de música y artes visuales.

Empezó escribiendo ensayos sobre psicología, cuentos y temas musicales.  Después se adentró en la poesía en donde ha encontrado concentrar su gusto por el arte, la naturaleza, el ser y el sentimiento.

Actualmente dedica su tiempo a escribir poemas, la composición, el canto y el piano.

Comentarios

  1. ¡Excelente trabajo! Muchas felicidades por la pasión y el esfuerzo que se ve reflejado en los poemas.

    ResponderEliminar
  2. Hermosas palabras!! Un deleite leerte!!! Me identifico mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre he creído que las palabras son el reflejo del alma. En las tuyas se aprecia la belleza que hay también dentro dentro de ti.
    ¡Felicidades! ¡Me parecen tus poemas exquisitos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu poesía, bella y sincera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo

Andrea Suarez Núñez (Ecuador)

Con la poesía de Andrea tendremos la excusa perfecta.  En sus versos seremos la antorcha en días de campo. Suarez nos derretirá con detalles, empañará nuestros ojos imaginándonos gritos de felicidad. Sus letras tienen un mensaje para el lector: no hay que caer en un abismo por alguien. La soledad en invierno El clima nublado y las manifestaciones de mi corazón  herido y roto combinaron tan bien el día de tu partida,  que empezó a llover cuando mis ojos se empañaron.  Por un momento me sentí consolada por ello,  pero el   dolor seguía inmerso. Fue así como una noche en invierno decidió partir de la compañía de este repulsivo ser, y sin fundamentos  cuestionables, incentivándome así a pedir una entrada para el lugar menos deseado, pero más visitado, la  soledad. Hotel 321 Estoy en la última habitación de aquel hotel que  solíamos ir, imaginando nuestros gritos de felicidad  inaudita, que ahora se convirtieron en noches de  desvelos desde que t