Ir al contenido principal

Elena Méndez Castillo (Costa Rica)

 


La poesía de Elena esta escrita en espacios y tiempos que son infinitos.  Sus versos son la abundancia de la vida, la esperanza que corre por los océanos del encanto. No hay cabida para las sombras cuando su luz ilumina nuestra lectura.


Pinceles de amor

Entre la Serena belleza
del día,
pone Dios su esencia,
dejándola correr por
el agua de los Océanos
imponentes y celestiales.
Entre el tiempo que corre de prisa,
se desvanece la niebla.
Ese paisaje descubierto,
lo ha pintado el creador
con sus crayolas de
encanto.
Se asoma el arcoiris
con toda su tinta,
sonríe y te saluda,
dejando caer sus cintas
hasta la tierra que espera.

⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘

Eres

Eres soplo de vida,

abundancia.

Agua que vierte
una catarata.

Nubes que se juntan
y cumplen su misión.

Estrellas que inspiran
a llegar mas lejos.

Montaña que al subirla
te sostiene arriba.

Abruptos y escalones
que te obligan a mirar abajo.

Limbo que te espera
con esperanza.

Miedos y tormentas
vencidas con coraje.

Palabras que son puentes con énfasis
de amor.

Eres esa fuente inagotable donde
Dios depositó su sabiduría.

⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘⚘

Sombras

Respiración agitada.

Murmullo en la penumbra.


Gatos diabólicos
preluden la muerte.

Espacios y tiempos
que son infinitos.

Muecas de dolor
que vienen y van.

Retumbos de truenos.
Rayos que hieren.

Secuaces,
ávidos de desprecios.

Hambrientos de sangre.
Tumbas cerradas que
guardan despojos.

Destino fatal oculto
en la sombra.

Biografía

Elena Méndez Castillo nace en Esparza, Puntarenas, Costa Rica. Actualmente reside en Marañonal de Esparza. Es estudiante de la Univerdad Estatal a Distancia. Se ha presentado en certámenes y ganado en el género de la  declamación poética. Sus escritos aparecen en Antología Poética de Escritores Costarricenses, de la Editorial Hispana; así como en la Antología Puntarenenses del Ministerio de Cultura. Le escribe al amor, naturaleza, historia de pueblos y peronajes, al misterio.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca