Ir al contenido principal

Luis Alexis Fallas Blanco (Costa Rica)





La poesía de Luis Alexis es el deleite de los sentimientos nobles. Sus versos son la pluma intrigada de enigmas que sostienen una amena charla. En fin, acabaremos poseídos por los malabares del destino y las casualidades de la vida.

Enigma muerte

Dormiré contigo en la tumba saldré al llamado de la muerte, me acaricie entre sus sombras sostener una amena charla en medio de la reyerta.

Jugar a los dados sin numerales adivinar quien es el muerto, si me matas ya estaba muerto y si mueres irás a la gloria.

Etiquetada de Santa sobre ladridos de perros, cabalgando sobre súcubos adentrada en las tinieblas.

Inmortal inerte en el sarcófago asesinada por la pluma intrigada de enigmas, angustiados por velar tu muerte cuando te gozas la puta vida.

 

Tristezas

Hunden en el deleite los sentimientos nobles, saltando al vacío atados a esqueletos de mentes inertes.

Tuercen y retuercen mientras fallecen, sobre gigantescos rodines de desazón convencidos por tristezas.

Buscan con urgencia remiendos en raíces de aflicción, brotada de penas la árida y la mirada caída.

Las arrugas jinetean el ceño, se vuelve lento el andar, al volante van los miedos aconsejados por inseguridades.

Vuelan las razones de autodestrucción abordadas que aumentan los daños y terminan con humanos.


Malabares del destino

Águila arpía que distorsionas las líneas de la vida, llevando entre garras para soltar al vacío y descifrar nudos antes de caer al infortunio.

Pudiera escapar de profecías, en un hilo rojo deslizarme colgado de la luna a mi meñique unido.

En las aguas de las casualidades doy saltos aferrado a naufragios mentales, con la creencia de que construyó con tesón el destino.

Camino por líneas obtusas marcadas por sobrenaturales, imposible de doblar al rumbo, mismo que yo no he trazado.

Intentó vencer las fuerzas sobre predecibles pensados, para acabar poseído por los malabares del destino.


Biografía

Luis Alexis Fallas Blanco nace un 4 de octubre de 1961 en Panica de Tambor de Cubano, Costa Rica. Actualmente reside en Quepos, Costa Rica. Se desempeña como gestor Sociocultural y Técnico en Gestión Local de la Universidad Estatal a Distancia. Tiene habilidades en la lectura y escritura, las cuales comparte con su afición al teatro, la actuación y al baile de salón. Servidor Comunal y cuentero. Publicó en el Certamen de tradiciones costarricenses, Quepos 2016, con la historia de vida, la Doctora X, donde obtiene una mención honorífica y en la Antología Poética Puntarenense 2019. Le escribe a la vida, a la desmitificación de la muerte, al suicidio, a lo paranormal, al campo, a las abuelas y madres, al amor, al desamor, al mar y los personajes del pueblo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale