Ir al contenido principal

Ruth María Solano Castro (Costa Rica)


La poesía de Ruth invita a todos los placeres. Sus versos zumban la mente porque emergen los recuerdos. Sus palabras se transforman en luna de encanto, pues el alma aparece radiante y no hay espacio para un corazón callado. Muchas veces la vida desgarra el alma, pero el poema llega para sanarnos.


Los niños de la calle.

En esta noche fría, lluviosa y callada,

emergen recuerdos, 

en mi mente angustiada.

 

Como un panal de abejas, 

me zumba la mente,

tiemblo angustiada 

y un poco asustada.

____


El dolor se apega, 

en mi corazón callado,

pensando en los niños 

que no tienen bocado.

 

Un lugar caliente, 

o alguien a su lado.

 

Infantes hambrientos 

de amor y cariño. 

_____

 

La angustia aterra, 

chiquillos fueron.

 

Madre tuvieron, 

no sé si murieron,

de un hogar disociado 

de ahí salieron,

buscando la calle, 

hogar callejero.

_____

 

Sociedad dividida,

ellos no pidieron.

 

¿Será el destino 

o futuro incierto?

 

Yo tiendo mi mano,

para dar cariño,

pero no me alcanza 

para tanto niño.

____

 

Miro al cielo, sigue lluvioso,

pero entre la lluvia 

visualizo siluetas

Dios del cielo, 

ha mandado a su tropa,

Ángeles cargados 

de amor y cariño.

____

 

Designando uno, 

para cada niño.

 

Ya no están solos, 

ya tienen paz,

amor y cariño, 

no faltará.

 

Suspiro tranquila,

mi sueño consigo.

 

El Dios de los cielos 

los cuidará. 

 

La luna

La luna radiante 

pareciendo un diamante,

reluciendo en todo su esplendor,

brilla la luna, 

radiante de amor.

 

Deslumbra a los corazones

uniendo a los enamorados,

que con verla se sienten, apasionados.

 

La luna de encantos 

que atrapa los sueños,

emergiendo recuerdos 

de amores perdidos.

                                               

Llena de emociones 

al romántico poeta,

dando inspiraciones,

melancólicas ilusiones,

de cantos de amores.

 

¡Pensamientos pasmados!

 

En lindos recuerdos 

que siempre están guardados.

 

¿Sabes mi luna que eres hermosa?

 

Al caminante, al viajero,

tu resplandor sirve de guía,

a los enamorados,

tu brillo esplendes,

mi corazón hoy, 

tú lo inspiras.

 

¡Sigue brillando! 

 

Sigue maravillando 

con tu hermosura,

invitando a todos los placeres,

convirtiendo, 

los amores desenfrenados, 

en ardientes pasiones 

de locuras.  

 

Solo tú hermosa luna, 

silenciosa, 

sabes callar secretos,

guardas en tu existir.

 

Todos te amamos a ti.

 

Mi estrella

(Dedicado a mi esposo con todo mi amor) 

 

 ¡Siempre estarás vivo para mí!

 

Marcaste mi vida con tu inmenso amor.

 

¡Me llenaste de alegría de amor y ternura!

 

Me hiciste sentir que era una reina.

 

 

Siempre atento pendiente de mí, 

me distes lo mejor de tu vida,

me dejas tus cuatro retoños,

nacidos de un amor puro y sincero,

iluminaste mi vida en tu tiempo conmigo.

 

 

Hoy te busco, ya no estás,

sola me has dejado, sola me siento.

 

¡Mis lágrimas brotan desgarrando mis extrañas!

 

Encontrando salida, mi rostro humedecen,

el dolor duele, duele por dentro,

mi corazón fatiga.

 

 

Si tan solo hubiera sabido...

 

 ¡Que era mi última noche contigo!

 

Te hubiera estrechado entre mis brazos, me hubiera ido contigo, pero tengo que esperar.

 

 

El tiempo de Dios es bueno, tu misión se ha cumplido, cuando llegue mi momento estaré contigo.

 

Te adelantaste...

se fue mi hombre bueno.

 

Buen padre, gran abuelo, mi mejor amigo.

 

Tantas cualidades y virtudes van contigo.

 

Tanto, tanto amor sentías, por mí,

que supiste mentir para no verme sufrir, ocultando tu dolor,

me decías mentiras que yo no creía.

 

La última noche que pase contigo,

acaricie tu frente, 

mojé tus labios,

no sé cuántas veces, 

no mire cansancio.

 

La última noticia, desgarró mi alma.

 

 ¡Mis gritos cegaron, mi pensamiento!

 

Hoy solo suspiro, y miro al cielo,

buscando la estrella que se me ha perdido.

 

Te amaré por siempre.

 Nunca, nunca te olvidaré...

 

¡Volaste alto amor mío!  

 

Algún día, te alcanzaré.

 

Biografía

Ruth María Solano Castro. Nace en Costa Rica. Actualmente reside en Esparza, Puntarenas. Es una educadora en la especialidad de Educación Especial.

Tiene Mención Honorífica Cultural en LA VOZ DE LOS ESCRITOS.

Participación en grupos poéticos y emisoras internacionales.

Ama a su familia y ser docente, así como expresarse mediante la poesía.

Miembro de Arte Poética Latinoamericana.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo

Andrea Suarez Núñez (Ecuador)

Con la poesía de Andrea tendremos la excusa perfecta.  En sus versos seremos la antorcha en días de campo. Suarez nos derretirá con detalles, empañará nuestros ojos imaginándonos gritos de felicidad. Sus letras tienen un mensaje para el lector: no hay que caer en un abismo por alguien. La soledad en invierno El clima nublado y las manifestaciones de mi corazón  herido y roto combinaron tan bien el día de tu partida,  que empezó a llover cuando mis ojos se empañaron.  Por un momento me sentí consolada por ello,  pero el   dolor seguía inmerso. Fue así como una noche en invierno decidió partir de la compañía de este repulsivo ser, y sin fundamentos  cuestionables, incentivándome así a pedir una entrada para el lugar menos deseado, pero más visitado, la  soledad. Hotel 321 Estoy en la última habitación de aquel hotel que  solíamos ir, imaginando nuestros gritos de felicidad  inaudita, que ahora se convirtieron en noches de  desvelos desde que t