Ir al contenido principal

Cristina Pavón Burbano (Ecuador)


En la poesía de Cristina mis sueños se sumergen y mutan. Me declaro rehén de sus versos porque tienen raíz propia que se agrandan y mueven sobre el agua. Su palabra colosal es un regalo de la luz, es la perfección propiamente dicha que me supera hasta explotar sobre el amor o la soledad. El texto de Pavón es como un fruto redondo que aviva la llama.



La genealogía no es un árbol

Cada pariente,

tiene raíz propia.

Un dolor que esconde de la luz.

 

Cada pariente

es un arbusto que fermentó

en el huerto de su infancia.

 

La sombra en el agua

He aprendido a deshabitar una casa,

limpiar vidrios, envolver los trastos, desarmar la cama, remendar cortinas, descolgar pinturas, vaciar gavetas, doblar colchas, limpiar esquinas, pulir el piso, desinfectar baldosas.

Sentarme y contar del uno al diez la palabra PERFECCIÓN

diez dedos, uno por cada letra

Voy de una esquina a otra abriendo y cerrando las manos, contando alacranes, pisando hormigas, matando arañas, mascando moscas, persiguiendo abejas.

Con los ojos cerrados hago el inventario de 365 tardes cuando el sol saludaba a los espejos de izquierda a derecha, del uno al diez.

He aprendido a deshabitar una casa,

deshojar plantas, descoser cortinas, destrozar alfombras, desarmar puertas, romper ventanas, picar tuberías, demoler muros, volar andamios, prender fuego para que ardan las sombras.

Pero las sombras se agrandan, se mueven sobre el agua.

Entonces sollozo y mi memoria se vuela como la sal.

Voy de una esquina a otra abriendo y cerrando las manos, la casa está vacía y solo se escucha un violento crujir de ramas. La sombra abandonó el agua. Llueve y yo escampo en el humo, en el olor a tierra quemada y me traga una colosal soledad.

 

El jardín del cíclope

Un regalo de la luz

es poder explorar

la pupila del amor

cuando madura y se ensancha

como un fruto redondo

que creemos perdurable.

 

Sobre un charco

Mi vida es un charco

donde mis sueños se sumergen y mutan.

Todo cuanto sale de mi delirio,

se va con los pies mojados.

 

Cumpleaños

Tengo treinta años y estas manos se niegan a sujetar la soga

que amarra veintinueve muertas a mi espalda.

He planeado colgarlas como una colección de pupas vacías

para recordar que soy rehén de un reloj rompe médulas

cuyas manecillas son la palanca del garrote.

 

Biografía

Cristina Pavón Burbano (Quito, Ecuador – 1991) Es licenciada en Periodismo y maestrante de Gestión Cultural de la Universitat Oberta de Catalunya. Varios de sus poemas fueron publicados en las antologías: 90 Revoluciones (Ecuador, 2015), Tea Party 4 (Chile, 2015), Silvestres y Eléctricas (Chile, 2016), Humo sonámbulo (Ecuador, 2021), Décimo Tercer Encuentro de Poesía en Paralelo Cero (Ecuador, 2021). Sus textos también han sido publicados en revistas y blogs como: Eterna Cadencia, Círculo de Poesía, Escrituras Indie, Cráneo de Pangea, Santa Rabia Poetry entre otros. Participó como invitada en el V Festival de Poesía de Lima (Perú, 2014), el Festival Mayúscula (Ecuador, 2020) y el Décimo Tercer Encuentro Internacional de Poesía en Paralelo Cero (Ecuador, 2021).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca