Ir al contenido principal

Oscar René Benítez (El Salvador / Estados Unidos)


En la poesía de Oscar René saborearemos la eternidad.  Los versos del escritor Benítez moldearán nuestros cuerpos durante incontables amaneceres. En su texto descubriremos el sentir de la vida y otros tantos suspiros. 


Edén

Somos compañeros

en este cuarto oscuro que es la vida.

¿Dónde quedó perdido nuestro paraíso,

el edén lleno de voces celestiales?

 

Aquí sólo somos nosotros dos

almas solitarias abrazándose

sonambulismo de pasos inciertos

rostros adivinándose en la oscuridad.

 

Y llamamos amor al miedo que nos inunda

al pavor inevitable de sentirnos solos

en este paraíso donde nuestros cuerpos

son dos sombras enredándose en la noche.

 

¡Eva tentadora, Lilith pasionaria, Afrodita!

Las bellas vírgenes en el corán prometidas

Todas ellas en un solo cuerpo contenidas

Serpiente ondeando escurridiza en mis brazos.

 

Vámonos, huyamos, perdámonos en el tiempo

Arcilla incansable moldeándose a mi cuerpo

Y mi cuerpo, llenando del tuyo cada espacio;

Un solo aliento en dos bocas que se unen.

 

No eres la costilla que falta en mi costado

Eres los colores engalanando primaveras

Brisa matutina que refresca, viento que golpea

Universo de ritmo, gracia y ternura… ¡eres mujer!


 

Eden

We are companions

in this dark room that is life.

Where was our paradise lost?

The Eden full of celestial voices?

 

Here it’s just the two of us

lonely souls hugging each other

sleepwalking of uncertain steps,

faces seeking each other in the dark.

 

And we call love to this fear that floods us,

to the inevitable dread of feeling alone

in this paradise where our bodies

are two shadows entangling in the night.

 

Tempting Eve, passionate Lilith, Aphrodite,

the beautiful virgins in the Koran promised;

all of them in a single body contained;

snake waving elusive in my arms.

 

Let’s leave, let’s run away, let’s get lost in time.

Tireless clay molding to my body

and my body, filling every space of yours,

a single breath in two mouths that become one.

 

You are not the missing rib in my side

you are the colors adorning springs

morning breeze that refreshes, wind gust,

universe of rhythms, grace and tenderness…

You are a woman.   

 


 

La senda

Cómo seguir la senda del silencio

cuando aún queda la luz

de incontables amanceres

titilando, encerrada en las pupilas.

 

Y saber que en el último suspiro

devolvemos el soplo

con que fuimos levantados de la nada.

Y es cuando comienza el frío

a calarnos de golpe con todos sus inviernos.

 

Ah, pero no somos pasajeros.

En el preámbulo de destellos oscuros

saboreamos ávidos un poco de eternidad

y nos hundimos callados

en el ultimo misterio.


The path
How to follow the path of silence
when there is still the light
of countless sunrises
twinkling, locked in our pupils?
 
And to know that in the last sigh
we give back the breath
with which we were raised from the ground.
That's when the cold starts

to plunge us all at once with all its winters.

 

Ah, but we are not transients.
In the preamble of dark flashes
we avidly savor a little eternity
…then we quietly sink

in the last mystery.

 


Oscar René Benítez’s Biography

Oscar René Benítez is a United States of America naturalized citizen, he lives in California, USA. Benitez has participated in, and has won several poetry contests; and was a finalist in the Pablo Neruda; and the Rubén Darío poetry contests. The Mayor of the city of Los Angeles, Tom Bradley, bestowed the City’s Medal of Honor to Benítez for his cultural contribution to the Spanish Speaking Community.

 

Oscar René Benítez is the Vice President of Poetas del Mundo for the American Continent. He has given lectures at many different forums and universities. He is very active and takes part in poetry readings continuously.

 

Published books:

Poetry:

Te cantó mi corazón                           – My heart sung to you

Sollozos en el viento                           – Sobs in the wind

Treinta poemas de amor para María   – Thirty love poems for María

Versos de otoño                                  – Autum verses

Caundo caiga la noche                        – As the night falls

Al filo del ocaso                                  – At the edge of sunset

Al paso de las horas                            ─As hours go by

Murmullos del silencio                       ─Silence’s murmurs

 

Novels:

Inmortales/Oscura migración                      – Dark immigration

Las huellas de una lucha sin final                – Traces of an endless struggle

Cuando concluyó la guerra                          – When the war ended.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo