Ir al contenido principal

Criss Ordoñez (Ecuador)



La poesía de Criss nos muestra la claridad. En sus versos, aunque nos perdamos, alucinaremos hasta encender el ímpetu y convertirnos en una cascada de pretensiones. Sus letras laten con esplendor y originan tempestades endulzantes que llenan de alegría nuestros caminos.


1

 

¿quién podría

morder tus despertares?

rozar tus labios

acariciar tus oídos

entornar tus caminos

y ser tu horizonte…

 

¿quién conseguiría 

entibiar tu alma?

partir el pan

amasar tus sueños

encender tu ímpetu

y servirte manjares

 

¿quién te daría?

sino yo

todos los ocasos y las auroras

todos los tulipanes

todo el mar adherido al cielo

y las palmas de mis manos

con sus heridas …

 

 

me desmorono

en esta cascada de pretensiones

me suspendo

caigo

me hago trizas

 

obstinada

continúo preguntando

 

¿quién sino yo?

¿a quién sino a ti?

 

        

 

2

 

rodéame

con las nubes iluminadas

entorna mi figura

cíñete a mi alma

engánchate a mis sonidos

 

apretuja

mis sentidos

mis huesos

endúlzame la vida

 

entra por la ventana

despliega las cortinas

escóndete en las gavetas

envuélvete en mis sábanas

conviértete en mi sudor

 

3

 

yo

tan frágil del alma                   

acarreo tempestades

arrastro cielos

nutro obsesiones

salpico escarchas

 

yo

tan poca de altares

te invoco a destiempo

machaco el madero

 

yo

tan doliente

enmudezco

el canto de las flores

apago el vuelo de las aves

 

yo

tan sombría

me pierdo

en la claridad

me ahogo 

en mis cobardías

 

yo

tan cruel conmigo

 

 

4

 

he lavado

mis heridas

 

las he tendido

en los cordeles

de los días que vendrán.

 

¿soplos de alegrías                            

ventilarán las puñaladas?     

          

¿el tiempo las zurcirá?         

                  

¿el amor pacificará mis desconsuelos?

 

 

5

 

dime

que tú eres olvido

 

dime

que tú eres

recuerdo

 

dime

que estás tú

en el costado

de mis horas socavadas

de mis latidos descalzos

 

dime

que eres tú

quien tiende el esplendor

sobre este llanto

 

dime

que eres tú

al filo

del miedo y la razón

al otro lado

de la felicidad y la risa

 

que es tu nombre

el que manosean

mis gemidos

 

que eres tú

y no yo

la marioneta

alucinante

 

Biografía

Criss Ordóñez es quiteña de nacimiento, manabita por adopción. 

La Gestora Cultural y poeta actualmente dirige el Proyecto independiente “Voces que Cuentan”

Es autora de tres libros:

  • ·    “Yermos del Mar”, Ediciones Vuelo de Mujer (Ecuador),
  • ·    “Moisés de Versos” Ediciones Marea de Venus (México)
  • ·      El libro doble “El luto duerme sobre mi cuerpo desnudo” junto a Rubén Darío Buitrón “Dicen que mis demonios son inofensivos” de Los Cronistas Editores.


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca