Ir al contenido principal

Cristian Mir Zambrano (España)

 

La poesía de Cristian es la de un hombre sencillo. En sus versos gozamos la vida como un acto heroico hasta caer extenuados recordando que en la literatura como en la vida todos somos iguales. Sus letras son una invitación a la rebeldía.


La poesía y la vida infame

Escribir poesía

es un acto de rebeldía

contra una tiranía

de una infame vida.

Impuesta a la fuerza

por unos cánones,

de riqueza,

ambiciones,

poder sobre lo material.

Que atormenta a unos hombres,

sin recursos,

sin estudios,

sin motivaciones.

Hambrientos,

famélicos,

enfermos;

en donde existir,

ya es un hecho heroico.

 

 

Baila

El último baile que sea contigo,

a nadie más deseo,

por eso bailo contigo.

Te agarro por tu cintura

y te doy bailoteos.

Te cojo de las manos

y gozamos bailando.

No sabemos

si será el último.

Por eso bailamos

sin descanso

hasta caer extenuados.

 

 

El hombre sencillo

Eres un hombre sencillo

sin ningún tipo de pretensión.

Intervienes en los conflictos

para apagar esos fuegos

y no puedan crear más dolor.

En tu infancia padeciste hambruna,

desesperación,

escasez.

Lo que lograste,

lo regalas,

recordando esos tiempos

en los que no disponías de nada.

 

 

A la vida

Qué bella es la vida

y no nos fijamos en ella.

Puede ser hermosa,

esplendorosa.

A veces no acertamos a vivirla,

hay que vivirla con perspicacia,

grandilocuencia;

así no nos engullirá la mediocridad.

En tiempos, en donde la podredumbre predomina;

es mejor alejarse de la maldad y la perversidad.

Solo la perseverancia nos podrá salvar.

 

 

Explotadores

Aquellos hombres con éxito

solo logrado por el dinero,

sin pensar en el esfuerzo

y sacrificio de los otros.

Lo obtuvieron

de una manera vil,

oscura, escabrosa.

Solo piensan en lucrarse,

amasar fortuna,

aplastar a más personas.

Y aun así no pueden

saciar su sed de poder,

ambición,

fama,

reconocimiento.

Y nunca, nunca;

les es suficiente.

Hasta que no perciben

que todos (ricos y pobres),

estamos igualados

frente a la muerte.


Biografía

Cristian Mir Zambrano, nace en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) en 1980, tras despertarse su interés en el mundo sanitario su trayectoria laboral discurre primero como técnico de transporte sanitario en diferentes empresas de ambulancias. Desde el 2007 trabaja como personal sanitario en el Hospital del Mar, integrado en el departamento de Enfermería. Durante dieciséis años estuvo en el servicio de urgencias, en uno de los centros sanitarios más emblemáticos de la Ciudad Condal.

Durante toda su existencia, ha sido un ávido lector y a su vez un gran amante de la literatura, con la que disfruta constantemente y que es una de sus grandes pasiones. La retornó durante el año 2023, debido a una crisis existencial, que lo ha llevado a inspirarse de una manera inusitada. Ha publicado en septiembre de ese mismo año Noches de sueño alterado (su primer manuscrito de poesía). Con Aliar Ediciones publica su segundo poemario, Lo que pesa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

María Gloria Carreón Zapata (México)

La poesía de María Gloria nos hace reflexionar con calma. Mientras deambulamos de la mano del silencio sus versos posan sobre el firmamento para que nuestros ojos vieran a lo lejos a la florida primavera. En sus letras encontraremos sentimientos divinos, el frescor de la tarde, la belleza del paisaje y nuevos bríos.   Desbordante ilusión (Octava Italiana)   En el frescor de la tarde de otoño anduvimos la brisa, los caminos perdidos como tristes peregrinos el campo su verdura es prioridad sentimientos divinos, el sublime ocre de la belleza del paisaje disfruté de las aves, su lenguaje mostrando el sil tostado la bondad.   Desbordantes las aguas del riachuelo danzaban onduladas, por la orilla lograron salpicar la dura arcilla para que nazca solitaria flor y de tus ojos luz de mi esperanza, es chispa de fantástica ilusión en la realidad de la ficción la vida nos brindó mágico albor.     Nuevos bríos (Octavas Italianas)   Probé de la vida a

Isabel Salas Domínguez (Venezuela)

La poesía de Isabel desnuda el verso sabio. Salas nos acaricia con cada texto y nos invita a fantasear con sus poemas eróticos. Sus letras nos cortaran la respiración, acelerará nuestra cadencia hasta ser cómplice de tanta desnudez porque su lírica nos llega encendida. El olor a carne, el fruto complaciente, todos los verbos gozando, nos liberarán de la sumisión hasta conocer esos mares prolongados del deseo. Abro la boca en gloria bendita para ti abro la boca acumulada desnudo el verso sabio verso jugoso que llena mi verbo aflorado verbo lamido que moja tu garganta fruto meloso complaciente mieles queridas que trepan a la boca por los dedos al pasearlos por la flor caliente al bañarlos de brío dedos rendidos entre los pliegues mieles sostenidas en las puntas mieles que abren las bocas bocas saciadas de mieles abro la boca en gozo deleitado para ti busco el bocado fuerte abro el sexo prendado en tu boca acomodo el verbo servido poso en tu boca