Ir al contenido principal

Lucy Jara Zea (Ecuador)



La poesía de Lucy tiene olor a vino y flores, ideal para llenarnos de valor y enfrentar nuestros miedos. Con la palabra de la escritora Jara nos invadirá el delirio hasta desnudar nuestro sentir. El aroma de sus letras se impregnará en nuestras retinas y sonreiremos como si fuéramos un alma libre.


Delirio

A veces siento que pierdo la cabeza y el caballero de la noche

aparece a mi puerta del delirio por una conversación sin retorno,

con olor a vino y flores camufladas de espinas.

Destellos de sangre, cultivadas por su amargo esplín, a dónde

me llevarás, le susurro.

A los confines de los piélagos ignotos me grita saudoso.

 

Fragmento de Canciones en la luna

Lucy Jara Zea

Es posible que este material esté protegido por copyright.

 

 

Depresión

Vivir con depresión es sentir que estás solo aunque tienes a muchas personas contigo. Vivir con depresión es no querer salir de la cama por varios días, no comer, no hacer nada. Te deja de importar todo, aunque hayas logrado tantas cosas, todo se derrumba en un segundo.

Vivir con depresión es romper en llanto a mitad de la noche y no poder dormir días seguidos. Vivir con depresión es querer lanzarte al vacío sin miedo a lo que te espera abajo. Vivir con depresión es reír por fuera y llorar por dentro. Vivir con depresión es medicarte para sobrevivir cada día.


Fragmento de Terapia Electroconvulsiva

Lucy Jara Zea

Es posible que este material esté protegido por copyright.

 

 

Deseos

Si te dijera que no me quería despedir de ti, que suelo ser un tanto torpe cuando te tengo cerca.

Si te dijera que deseaba subir el volumen a la radio y escuchar Slepp on the Floor para hacerte sonreír con alguna ridiculez, mientras conducías por aquella avenida principal.

Si te dijera que no quería soltarte la última vez que nos despedimos, ¡ah!, seguramente pensarías que estoy loca, porque aún guardo tu aroma en mi vestido.

Pero es imposible no sonreír, no querer soñar con desayunos contigo cada mañana, desear tener tu mano junto a la mía, leer un libro juntos mientras bebes cerveza, y yo, una taza de té.

Si te dijera que aún te quiero, de seguro estaría a la puerta del abismo por haber desnudado mi sentir y decirte que no eres el villano, sino el héroe.”

 

Fragmento de Canciones en la luna

Lucy Jara Zea

Es posible que este material esté protegido por copyright.

 

  

Biografía

Lucy Jara Zea, nació un 8 de noviembre de 1995 en Ecuador, es Licenciada en Comunicación Social y realiza capacitaciones constantes sobre la Literatura Inglesa y la Salud mental. Desde pequeña se ha relacionado con los libros y la escritura, sus diarios son sus compañeros y amigos. Canciones en la Luna es  su primer libro de fragmentos, recopilaciones de vida le dice. En 2023 publicó su segundo libro Terapia electroconvulsiva con el sello editorial Alectrión y ese mismo año colaboró para el libro Bromelia la Voz de Mujer. En este 2024 está trabajando en un proyecto nuevo de poesía, en el cual es colaboradora. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Karina Gálvez (Ecuador)

La poesía de Karina es aquella perla que brilla en la noche. Sus versos se convierten en caricias que maniobran a rienda suelta hasta convertirse en nuestro centro de gravedad. Su voz abraza sobre lienzo y lona, llevándonos al remanso de la fantasía donde se galopa de rosa en rosa y donde el poema se convierte en piel. Derramará ríos de prosa para llevarnos a lugares en los que nunca estuvimos, entre el alma y el deseo, llenando madrugadas hasta que el secreto se vuelva luz. Amazona Él, con su amor, me ha raptado como a Antíope raptó Teseo, y una guerra ha desatado entre mi alma y mi deseo.   En vano elevé mi pelta para huir de su mirada, pues sus ojos traspasaron cual sol entre mis pestañas.   Como Hipólita, ceñí en mi vientre un cinto lleno de magia, que él maniobra a rienda suelta en todas nuestras cabalgatas.   Y es que, igual que Belerofonte, sobre Pegaso revuela.  Sus alas, que lo hacen libre, me vuelan a una luna llena.   Talestris y Ale

Paula Andrea Pérez Reyes (Colombia)

La poesía de Paula Andrea es la llama que danza sobre las melodías de cada momento. En sus versos se ha despertado mi deseo y encuentro vida. La escritora Pérez Reyes suspira sobre sus corrientes y mantiene encendida las palabras, los gritos y las líneas de nuestros cuerpos. Me refugio en su escritura para escapar hasta llegar a otro aire, otro tiempo. Ela sobre la laguna de Estigia A Gustave Doré que sigue en la barca Ela va en la barca sobre la laguna de Estigia Ela suspira sobre sus corrientes  Y en un vaivén de venenos para prolongar el recorrido  encuentra  un alma atrapada en una esquina de la barca. La vida es una débil llama que danza las melodías de momentos  Ela es una vela que se mantiene encendida  alumbra sobre la laguna de Estigia El tintineo de las monedas hace contraste entre las moradas de la tierra y el mundo del olvido. Esta noche no viene Flegias Esta noche no nos visitará Caronte Esta noche Ela deja los cuerpos a las puertas del abismo

Lorena Salazar Suquilanda (Ecuador)

La poesía de Lorena parece que vive en el viento. En sus versos es posible explotar desde adentro y perder no solo el juicio, también el aliento. Vamos por la vida tropezando entre líneas viendo a la poeta Salazar recoger el asombro y escribirlo a la intemperie mientras saboreamos el cuerpo de su texto. En el vilo de sus manos, su palabra se atreve. La odalisca No puedo pedirte que no te marches, Los fantasmas de mi closet,  se cuelan en el tiempo  y dicen a gritos  que la noche  será espesa  y fría si te vas.   No puedo atreverme a no tocarte. Caminar ingenua en tus lagunas  y arriesgarme a no beber Acampar en tus fangos Abismos estridentes Bañar mis manos  deshabitadas si te vas.   No puedo escribirte sin dejar de saborearte Encontrarte en el olor a tamarindo Imaginar tu lengua aleteando como abeja Posándose en mis flores  abiertas al rocío Gotas frías Evaporadas Si te vas.   No puedo oír sin cantarte alaridos y arañazos Corea